martes, 28 de mayo de 2013

Albatros

Hoy cumplo cincuenta años. Lo pronuncio en voz alta: «Hoy cumplo cincuenta años», e intento comprender algo que no sé cómo atrapar. Aquí estoy, como otros estuvieron antes. ¿Tampoco ellos comprendieron? ¿También ellos miraron atrás y sintieron que todo -la memoria, el mundo- se convertía de pronto en algo remoto?

Pero debo prestar atención: he llegado hasta aquí y, mezclados con el aullido del viento, escucho los ladridos de los lobos marinos en sus playas de guijarros negros. Alzo los ojos de mi imaginación adolescente y busco en las cimas fogatas encendidas por los aborígenes. Los albatros vuelan majestuosamente a lomos del temporal. Sí, es cierto, debo prestar atención: el viaje continúa.

20 comentarios: