lunes, 19 de agosto de 2013

Un mundo mutante

Luna llena sobre un mundo mutante. Un poco más allá, a la derecha, el lejano e intermitente punto de luz de un avión se traslada en el espacio estelar. A mis espaldas agoniza una casa descompuesta en cajas y bolsas y paquetes. Bebo un whisky con hielo en un vaso de Nocilla. Este verano no he combatido las hormigas y sus rebaños de pulgones en las flores de los hibiscos, otros deberán ganar, si pueden, esa batalla: quienes una noche como esta se asomen a esta misma terraza el verano que viene. Escucharán las campanadas eléctricas de la iglesia de San Pedro, acabarán la copa o el cigarrillo y después entrarán en la casa iluminada, limpia, ordenada.

6 comentarios: