domingo, 4 de agosto de 2013

Violentas y tímidas y breves

El verano avanza a quince centímetros por hora. Debo recordar que ninguno de estos minutos míos, ninguna de estas horas ni estos días míos deberían ser tiempo muerto, aunque tan a menudo lo parezcan.

A veces, al caer la tarde, estallan violentas y tímidas y breves tormentas de gotas de agua tan gruesas que al golpear el suelo se transforman automáticamente en respuestas.

2 comentarios: