viernes, 5 de abril de 2013

Paraguas plegados

Hoy soy el primero en llegar al trabajo. Enciendo las luces y levanto las persianas de los ventanales. La luz es pálida y gris, tal vez llueva de nuevo. Un operario del Ayuntamiento de Barbastro desmonta un banco de la acera. Suenan las campanas de una iglesia. En el Centro de Salud, el edificio vecino, ya hay cola frente al consultorio donde hacen análisis de sangre. Los brotes de los castaños de indias parecen pequeños paraguas plegados. Asistir a la puesta en marcha de un nuevo día, contemplar cómo se reinicia el mundo: qué privilegio.

9 comentarios: