sábado, 8 de junio de 2013

Entre dos mundos

Esta madrugada ha llovido con tanta intensidad que el ruido del agua contra el cristal de la claraboya me ha despertado.

Pero no he abierto los ojos, lo que he hecho ha sido permanecer en la misma posición y permitir que ese sonido se infiltrase en mi sueño antes de regresar a él.

5 comentarios: