miércoles, 26 de febrero de 2014

Debate de la nación

Otros años seguía con cierto interés el debate de la nación en el congreso, leía los discursos y artículos de opinión, miraba los resúmenes de las intervenciones del presidente del gobierno y de los diputados, etcétera. Este año no he querido. Si el debate de la nación sirve para hacerse una idea de cómo está el país, qué cosas van bien y qué cosas van mal, cuáles son los problemas más graves de España, qué dramáticos errores se han cometido durante los últimos años, qué invisibles aciertos macroeconómicos, no me hace falta ver la televisión ni leer los periódicos para saberlo: me basta con acudir cada día a mi mesa de trabajo.

4 comentarios: