lunes, 6 de enero de 2014

Irse y llegar

Nos hemos besado, has salido del coche y te has alejado hacia la estación. Nunca quieres que te despida en el andén y te comprendo, yo tampoco lo querría, no nos gustan esas cosas. Aunque no deja de ser curioso que cuando llegas sí, entonces sí te guste verme allí esperándote. Ambos sabemos bien cuán distinto es irse y llegar.

2 comentarios: